Existen empresas de climatización industrial en Madrid, necesarias para minimizar el calor y ventilar los espacios de trabajo. Principalmente las naves industriales, presentan considerables aglutinaciones de polvo, humo, gases o productos químicos, por lo que una buena ventilación se hace imprescindible. El propósito final es conseguir unas óptimas condiciones de trabajo.

Para lograrlo, las empresas de climatización industrial en Madrid aconsejan tener en cuenta aspectos como:

- Controlar la temperatura, manteniéndola entre los límites lógicos de trabajo.

- Establecer los índices de humedad adecuados para la fase de producción.

- Incrementar la calidad del aire mediante la utilización de filtros.

¿Cuáles son los sistemas climatización más comunes?

Entre los sistemas de climatización más comunes podemos diferenciar tres métodos:

Sistema Aire-Aire. Suelen verse en falsos techos y paredes, enganchados a difusores de aire, contando con un aparato en el exterior. Estos se encuentran fusionados mediante tubos de cobre aislados con sus desagües correspondientes. Este tipo de sistema aire-aire, a su vez alberga dos posibilidades: aire constante y aire variable.

Sistema Aire-Agua. Este sistema utiliza líquido como elemento principal para el suministro de energía caliente o fría. Este hecho tiene lugar, gracias a las baterías que transmutan con el aire el calor; refrigerándolo. Los terminales pueden darse en inductores, radiadores, climatizadores centrales; diseñados para instalaciones de una potencia más elevada, convectores, etc.

Sistema Agua-Agua. Este sistema usa el propio agua como transporte del calor o frío, y un aparato o terminal que utiliza esa temperatura para adecuar un determinado espacio, local o superficie. Para conseguir calor este sistema proporciona agua caliente que se abastece de forma directa a la red o mediante un intercambiador. Para refrigerar, el líquido del colector se envía directamente a la red y posteriormente al evaporador.

En Fanclima somos expertos en el sector de la climatización a nivel doméstico e industrial.